Sucesión.. Juego nuevo II

Escrito por

Porque lo pidieron ahí va.

Cualquier escenario que parecía ya consumado en el juego sucesorio de Sinaloa se derrumbó con el jueves negro de Culiacán.

Ambos encuentros con empresarios de Culiacán y Los Mochis de los cuales hablamos en nuestra columna anterior –que no puede verse como algo consumado o percepción total pero sí como un indicador a tomar en cuenta- muestra una preocupación que sí es real. ¿Por dónde se definirá la sucesión en Sinaloa?

Queda claro que hasta antes del jueves negro muchos pensaban que los astros estaban alineados para que a Sinaloa llegara un gobernador de Morena y muchos veían como el más viable al Senador Rubén Rocha.

Grupos empresariales buscando un puente de comunicación y alineamiento con el Presidente que bien podría ser el Senador, -condición indispensables para garantizar y mantener sus intereses de negocios- pero que tal parece que no lo fue.

Grupos políticos locales como el de Jesús Aguilar o el propio Jesús Vizcarra quienes supuestamente ven con buenos ojos este proyecto, un gobernador que no vetaría o se opondría, y grupos de poder fáctico alineados al gobierno federal y que no se opondrían a una decisión política central. Todo parecía perfecto y embonado.

Pero en el escenario aparecieron dos factores que da la impresión desalinearon todo. El primero es el jueves negro y el segundo una desconfianza que se agranda en el sector empresarial por las leyes de terrorismo fiscal y desaliento a las actividades productivas que vienen propuestas para el próximo año.

De entrada el Presidente ha dejado muy en claro que no quiere nada con los grandes empresarios y de esa postura no se escapan los de Sinaloa, incluso aquellos que hasta pregonaron haberle financiado su campaña.

Para el 2020, el escenario pinta aún más mal para los agro empresarios y empresarios sinaloenses por los fuertes recortes al presupuesto en programas de inversión claves, y porque no han podido entrar al círculo de negocios propios que ya creó el Presidente.

Y si a eso se le agrega, las fuertes medidas de terrorismo fiscal y cero estímulos a las inversiones para el próximo año, entonces los empresarios locales empiezan a voltear a tratar de cuidar su patria chica.

No quieren a Morena en el Gobierno estatal ni en algunos municipios importantes, y no quieren a un gobernador que siga los pasos a ciegas que se dicten desde el gobierno federal y no defienda el terruño.

Por esa lógica les preocupe desde ya tener claridad en la sucesión de Sinaloa y por mayor lógica aun, voltear a ver a quien es el director del juego sucesorio, como lo es el Gobernador Quirino Ordaz.

El gobernador siempre lleva mano en su propia sucesión. Que le salga su jugada, esa es otra cosa, pero de que lleva mano, la lleva.

Y en este escenario, se puede ver y entender la preocupación que ya trae una gran parte del sector empresarial –nunca se puede hablar por todos- por ver para dónde va la sucesión en Sinaloa.

Por lo pronto los tiempos siguen su curso normal.

Hay juego nuevo.

1.-Las preguntas hechas tanto en Culiacán como en Mochis por empresarios de peso social, van de la mano y expresan la misma preocupación.

Para que el PRI mantenga la Gubernatura, se requiere de tener un gobernador políticamente fuerte, con control político, más allá de tener un gobernador bien aprobado solamente.

2.-En la primer pregunta formulada sobre si el gobernador es en realidad el campeón de las encuestas o le está metiendo mucho dinero, se ve una preocupación de los empresarios en buscar con ganas de encontrar la respuesta, de sí efectivamente el gobernador está fuerte o no políticamente.

El planteamiento es equivocado. La aprobación de gobierno no va tácitamente ligada a la fortaleza política. López Obrador y Malova son dos claros ejemplos de gobernantes cuya fortaleza política no descansa o descansó en la aprobación a sus gobiernos.

3.-Así llega la respuesta dada. Hay que separar aprobación de gobierno con fortaleza política. ¿Qué miden las encuestas?. Muy sencillo de responder. Miden indicadores que tienen que ver con acciones de gobierno.

¿Y porque Quirino sale bien aprobado?. También muy sencillo de responder. El indicador de contraste que tiene en la mente el sinaloense, es el gobierno de Malova, y a Quirino se le compara con este, no con otro gobierno.

4.-¿Es honesto el Gobierno de Quirino?. Ojo para responder esta pregunta hay que aclarar que en percepción social no importa si es verdad o es mentira lo que se crea, solo basta con que la gente lo crea y se pueda medir.

Así no es raro que el gobierno de Quirino salga con un buen porcentaje de aprobación social en el indicador de honestidad.

5.-El Gobierno de Malova estuvo plagado de escándalos públicos de corrupción desde el primer día, hasta el último día de su mandato. La gente se creó la percepción de que ha sido el gobierno más corrupto de la historia de Sinaloa y hasta el momento esa percepción persiste.

6.-El gobierno de Quirino no ha tenido grandes escándalos públicos que lo hayan exhibido de corrupto, de ahí que una gran parte de los sinaloenses piensen que sí es más honesto que otros gobiernos.

7.-Pero además, otros indicadores medidos son servicios de Salud. Mientras a Malova se le acusó de intentar hacer el más grande fraude y negocio al amparo del poder al pretender construir dos hospitales concesionados e hipotecando al Estado por 30 años, Quirino no solo ya construyó esos mismos dos hospitales, sino otros más y sin comprometer las finanzas estatales. Se hicieron con recursos públicos y no privados.

¿Entonces por qué los sinaloenses no tendrían por qué aprobar el gobierno de Quirino?. Este indicador es solo uno por mencionar de mucho peso, pero debe haber otros más.

8.-Otro indicador medido es combate a la corrupción. En el gobierno de Malova a pesar de estar plagado de casos a investigar, no solo no se investigó y no se castigó a nadie, sino que no se tomaron medidas de políticas públicas de combate a la corrupción.

Antes, al ir a hacer un trámite sencillo como es sacar una licencia de manejo, cambio de placas o lo que sea, se tenía que hacer largas filas y obligado a pagarle a un coyote. Hoy gracias al programa Ciudadano Digital muchos trámites se hacen en línea y si se hace de manera presencial, es fácil y sin pagar mordida.

Eso lo ve la gente.

9.-Otro indicador medido es fomento al Turismo. Durante el gobierno de Quirino se realizó el mejor Tianguis Turístico que se haya hecho –así se catalogó en el momento- y se posicionó a Sinaloa y a Mazatlán como uno de los primeros destinos turísticos de México y creció su presencia en el mundo.

Mazatlán es uno antes del Tianguis y otro después.

¿Por qué no habría de calificar bien la gente al gobierno de Quirino?

10.-Otro indicador que se mide es la seguridad. Aquí es donde mayor atención hay que ponerle. Durante el gobierno de Malova la gente no solo le tenía miedo a los delincuentes sino hasta a la misma policía. El mismo Gobernador asustaba con el nombre de su director de la policía. “A quien se porte mal le mando a Chuy Toño” decía de manera cotidiana el ex gobernador.

Hoy ya no se asusta con la policía, sino que Sinaloa y en sí sus Policías y la Fiscalía General del Estado, son reconocidos por el SNSP y por organizaciones no gubernamentales de estar haciendo bien su trabajo.

De estar entre los primeros cinco estados más violentos, hoy Sinaloa está en el lugar 28. Los asesinatos van a la baja, los delitos patrimoniales también que son solo dos rubros que le pegan de lleno a la gente.

¿Ya se acabó la violencia? Claro que no, pero si hay buenos indicadores que la gente no tendría por qué no calificar de manera positiva.

11.-Otro indicador medido en las encuestas de aprobación de gobierno es la percepción que tiene la gente de cercanía del gobernador con el presidente de la república.

Con Malova era evidente que no había buena relación, pues incluso funcionarios federales venían a Sinaloa y ni siquiera lo invitaban a formar parte de su comitiva o formar parte de su agenda. El presidente venía a jugar golf a Sinaloa y no lo invitaba,

En el caso de Quirino Ordaz ha quedado muy demostrada la buena relación que sostiene con el Presidente López Obrador.

¿Entonces por qué la gente no le daría una buena calificación?

12.-Otro indicador medido es la confianza que inspira su gobierno en los inversionistas. En esa materia el gobernador ha recibido varios reconocimientos como un gobernador facilitador de las inversiones –el más reciente entregado por Concamín-.

¿Entonces por qué no creer en una buena aprobación de la gente?

13.-En fin, lo que miden las encuestas son indicadores de Gobierno y por ende el resultado de aprobación del Gobernador. En ese apartado, se podría decir que Quirino Ordaz se ha dedicado a gobernar e intentar hacer un buen gobierno, lo cual en automático le da una buena imagen de gobernante, pero no en automático le da control político.

14.-¿Qué buscan los empresarios entonces? Muy sencillo. Buscan un gobernador buen gobernador que no sea un lastre para su posible sucesor, pero también buscan un gobernador lo suficientemente fuerte que ayude a que Sinaloa no sea gobernado por Morena.

Así se simple.

El desahogó de la segunda pregunta, de si el Gobernador ya entregó Sinaloa y se entregó a Morena, en la que sigue. En ella vienen los nombres de los supremos aspirantes con posibilidades reales de llegar a ser gobernador.

¡Ahhh¡…¿Y por donde jugará el narco? Esa en su momento. Ya le tocará. Pero de que hay ruptura con el Gobierno Federal, eso es más que evidente. ¿Oh no?

Habrá que estar pendientes.

Tacos Los Jarochos
gob SINALOA 300X250
COBAES300X250
GRANISSA300X250
TELCEL300X250
JOYERIALUNAS
YAQUI
NITROIL
MACASA
Escrito por en 10 noviembre, 2019. Archivado en Altavoz a la Hora,Columnas,Estatal,Portada,Transicion. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *