El PAN: El rumbo engüerado

Escrito por

Reapareció Roberto Cruz en el norte de Sinaloa y de inmediato alborotó la gallera panista como se dice luego.

Y es que el diputado local electo, a su muy particular estilo de hablar fuerte, de llamar por su nombre las cosas, sobre todo las relacionadas con el gobierno del Estado, siempre crea polémica y abre la discusión no solo al interior de su partido, sino incluso, en los mismos medios de comunicación.

Lo relevante de ésta reaparición de Roberto Cruz, es que se da en momentos claves para el Partido Acción Nacional, como es la víspera de la renovación de su dirigencia estatal.

Y es que en el CEN del PAN, hasta donde se sabe, estudian con mucho cuidado la renovación de las dirigencias estatales por una sencilla razón. Su presidente nacional, Ricardo Anaya, aspira a ser el candidato a la presidencia de la república en el 2018.

En el caso de Sinaloa, hay dos temas obligados que analizan con lupa antes de decidir soltar la convocatoria, que si se atendieran los tiempos normales, habría que decir, tendría que publicarse en los próximos días para que se tenga nueva dirigencia antes del primero de octubre, fecha en que inicia la nueva legislatura local y se tenga que nombrar al coordinador parlamentario precisamente por su nuevo líder estatal.

Sin embargo, esos tiempos “normales”  son los que reiteramos, se analizan con lupa por dos razones. La primera de ellas, es sin lugar a dudas, el tratar de evitar que el gobernador Malova intervenga en la elección del nuevo dirigente estatal y siga la entrega y la sumisión de un partido a un grupo de poder que provocó la debacle y la crisis política que vive actualmente este partido en Sinaloa.

La segunda razón, es que el CEN del PAN, observó que tras la modificación de sus estatutos donde decreta que la elección de su dirigencia estatal será en elección abierta con toda su militancia, en el caso de Sinaloa, de pronto creció exponencialmente el padrón de militantes.

Es por eso que en el caso de Sinaloa, al observarse estos dos riesgo, la elección podría llevarse hasta el mes de enero, una vez que termine el gobierno de Malova y se tenga el tiempo suficiente para depurar el nuevo padrón panista.

Aun así y esta sea una realidad que se estudia en el CEN panista donde Ricardo Anaya no quiere y no le conviene se le escape ninguna liebre como se dice coloquialmente, aquí los grupos o corrientes que se disputan el control de lo que queda del PAN en Sinaloa, parecieran no darse cuenta y han iniciado ya un fuerte activismo para congratularse con la militancia que al final será la gran electora.

Por el lado de la corriente Malovista aparecen las aspiraciones de Adolfo Rojo, Alejandro Higuera entre otros, mientras que por la disidencia malovista, aparecen desde ya Adolfo Beltrán y Jeniffer Cruz, precisamente la hermana de Roberto Cruz.

Pero a estos nombres, súmele otros como el de Juan Carlos Estrada, ex alcalde y ex diputado por Choix, Laura Galvan, actual diputada y coordinadora de la fracción panista, entre otros que seguramente se habrán de sumar.

Pero aquí la parte interesante de este proceso y renovación de la dirigencia estatal panista, no está en lo que representan por si solo los nombres mencionados,  sino lo verdaderamente interesante, es ver cual es el rumbo que se decide darle al partido de cara a las elecciones del 2018.

¿Irá a jugar Ricardo Anaya con el gobernador Malova como ha venido jugando, o bien, ya tanta derrota y crisis panista fue suficiente para intentar recuperar al partido y tenerlo listo para su proyecto personal en el 2018?.

Pero además, la otra pregunta interesante, es ver qué tipo de rumbo quiere la militancia que tome el PAN en Sinaloa. ¿Quiere un PAN que siga sumiso al gobernador Malova, o quiere un partido que realmente sea una verdadera opción electoral lo cual dejó de ser en estos seis años?.

Esa es la incógnita que se habrá de despejar en los próximos días o semanas, cuando el CEN del PAN decida cuando dará la voz de arranque para renovar su dirigencia estatal.

Por lo pronto, los cabezas de grupos locales, ya se arrancaron.

Así sin quitarle ni ponerle

Habrá que estar pendientes.

PASO A PASITO.-El gobernador electo Quirino Ordaz se reunió con el también gobernador electo de Durango para ir estableciendo una futura agenda de trabajo conjunta que permita el progreso de ambas entidades.

Y es que no cabe duda que la nueva carretera Mazatlán-Durango abre un enorme potencial de inversiones e intercambio comercial entre ambos estados.

Bien por los nuevos gobernadores que no se duermen en sus laureles.

UN PASITO MAS.-Quien ya prepara las fiestas patrias, pero en Texas, es el cónsul mexicano, Marcos Bucio. Por lo pronto ya empezó a girar las invitaciones para la ceremonia que allá la tocará encabezar.

Marcos Bucio es un político respetado y con muchos amigos aquí en Sinaloa.

OTRO PASITO.-El alcalde de Sinaloa Municipio, Aarón Verduzco ni parece que anda en pleno cierre de su administración porque anda impulsando proyectos como si fuera empezando. Dio el banderazo para la construcción del mercado de artesanías en las antiguas instalaciones de la Dirección de Seguridad Pública,  inauguró las nuevas instalaciones de la Policía y anunció la inversión de 250 mdp en la carretera que conectará a Sinaloa con Salvador Alvarado.

Pero además, adelanto la reconstrucción del boulevard principal con concreto estampado para ir creando las condiciones para conseguir decretar a Sinaloa como pueblo mágico.

¿Qué nadie le habrá dicho que ya se va o en Sinaloa no hay problemas financieros como en la mayoría de los municipios?.

COBAES300X250
FMC300X250
GOB300X250
GAUDIR300X250
APPLE300X250
TATAANDRES300X250
CASALEY300X250
Escrito por en 9 agosto, 2016. Archivado en Altavoz a la Hora,Columnas,Sin Quitarle ni Ponerle. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *