¿México despertó o embruteció?

Escrito por

Los Mochis, Sin.- Ayer estaba contemplado que la Secretaria de Energía Rocío Nahle y el director general de Pemex comparecieran ante la Comisión Permanente del Congreso de la Unión en la cual participan tanto diputados federales como Senadores.

Desde luego, el Congreso ejerciendo su derecho legal, convocó a comparecer a dichos funcionarios para que como titulares de las dos principales dependencias que tienen que ver con el abasto de combustibles explicaran a detalle el por qué se ha presentado una crisis de desabasto de gasolina de la cual no se tiene registro nunca en la historia de este país.

Y es que lo que hoy sucede y afecta a 11 estados que se encuentran semiparalizados en sus actividades económicas por la falta de combustibles, es algo que ningún historiador lo ha registrado a lo largo de la historia moderna de este país.

Pues bien, los dos principales funcionarios que tendrían que salir a dar la cara a los mexicanos por el desabasto de combustible y responsabilizarse por el gran daño económico ocasionado a muchos mexicanos por insuficiencia de gasolina, resulta que les valió una reverenda la convocatoria de los diputados y Senadores y no asistieron.

Desde luego en el Congreso de la Unión, pero solo en las fracciones opositoras al Gobierno, lo vieron como una grave falta de respeto y de desconocimiento a la autoridad del Poder Legislativo como poder autónomo del Estado, mientras que sus aliados de Morena, que son mayoría, desde luego avalaron la ausencia de los funcionarios federales.

Lo cierto es que en medio de esta crisis de desabasto de gasolina, hay dos realidades. La que viven millones de mexicanos afectados en su patrimonio por la falta de combustible y que poco les importa la supuesta guerra del presidente López Obrador contra el Huachicoleo y quienes ven en el desabasto un sacrificio a pagar para apoyar las “acciones valientes” de su presidente para acabar con la corrupción en Pemex.

Lo cierto es que en todo este pasaje, lo único cierto y visible es que no hay gasolina, hay afectaciones a la economía de millones de empresas y familias, el huachicoleo si es una realidad y lo peor del caso, es que no se sabe a ciencia cierta contra quien pelea su guerra el presidente López Obrador.

Hasta hoy si uno se imagina que la guerra del presidente es en contra la delincuencia organizada, tendríamos que decir que esta goza de cabal salud y los delincuentes se pasean con total impunidad. No hay un solo detenido.

Si es contra los delincuentes de cuello blanco, o sea miembros de la clase política, también tendríamos que decir que al día de hoy, todos gozan de cabal salud y se pasean con total impunidad, amén de que el presidente ya dijo que no castigará a nadie.

Así lo cierto también, es que México está polarizado entre quienes cuestionan la guerra del presidente contra sus propios “molinos de viento” y quienes lo apoyan en un acto de fe y fanatismo a ultranza.

Ese es el México de hoy que sufre por primera vez en su historia de escasez de gasolina y esto por lo pronto ya es un cambio tangible y parte de la cuarta transformación o transformación de cuarta de este país.

En que irá a terminar esta trama.

Quien sabe, habrá que ver dijo el ciego.

Así sin quitarle ni ponerle

Habrá que estar pendientes.

PASO A PASITO.-En uno de los múltiples y variados memes que inundan las redes sociales abordando el tema del combate al huachicoleo, hay uno que se aplica muy bien al acto de fe que exige el presidente Andrés Manuel a los mexicanos para aguantar el desabasto de combustible y las trágicas consecuencias económicas de sus medidas.

En este meme que era más bien una propuesta, señala que con el solo hecho de que los 30 millones de mexicanos que votaron por López Obrador lo apoyen no cargando gasolina, se acabaría el problema de abasto.

Pues bien, ayer el presidente López Obrador volvió a pedir un acto de fe. Habla de combate a los corruptos, pero no dice quiénes son ni los lleva ante la justicia.

Habla de ahorros por evitar robo de pipas pero no habla de las pérdidas económicas por la falta de combustible.

Muestra videos robando combustibles, pero no habla de detener a quienes sorprende en estos hechos.

En fin, López Obrador pide a los mexicanos un acto de fe.

OTRO PASITO.- ¿Hay que pensar mal o ver estos casos como normales?. Quien sabe, pero algo empezó a oler otra vez mal en el Congreso del Estado tras la instalación de la mesa de trabajo para discutir el tema de las observaciones hechas por el Ejecutivo a las reasignaciones por más de 1663 millones de pesos que hizo la bancada de Morena.

Y decimos que algo puede oler mal porque hubo cambios en lo que se había anunciado sucedería. No hubo una mesa de trabajo, sino dos.

Por lo pronto ayer y para seguir pensando mal, la propia Graciela Domínguez volvió a mandar señales de que si se llegó a pesar que podría haber entendimiento y sacar un presupuesto consensado, no será así.

Ella y su grupo se mantienen firmes en defender las reasignaciones hechas mientras que Victoria Sánchez insiste en que no se puede hacer reasignaciones más que por 400 millones de pesos. Eso sí el grupo local de Graciela Domínguez, corre el riesgo de ya no tener los 19 diputados que tuvo en la primera votación.

Ya veremos dijo el ciego.

Tacos Los Jarochos
DIF SINALOA 300X250
Escrito por en 16 enero, 2019. Archivado en Altavoz a la Hora,Columnas,Los Mochis,pantalla Mochis,Portada,Sin Quitarle ni Ponerle. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*