‘La mariguana no es medicinal; es psicoactiva y presenta daños a la salud’: Eduardo Hernández

Escrito por

Los Mochis, Sin.- En entrevista para Guardianes de la Noche, Eduardo Hernández Soto, director adscrito al área de investigación y desarrollo de la clínica del tabaco y autor de los libros Cómo dejar de fumar y prevenir otras adicciones y Cómo dejar de abusar del alcohol y prevenir otras adicciones, aseguró que las propiedades medicinales de la mariguana no están comprobadas, pero sí es psicoactiva y presenta daños en la salud de quienes la consumen.

“Le están aduciendo una serie de propiedades a la planta que no están comprobadas, pero sí muy argumentadas. Quienes han hecho los estudios: la Organización Mundial de la Salud, Instituto Nacional de Abuso de Drogas de Estados Unidos, Instituto Nacional de Psiquiatría en México, no han comprobado que el cannabis tenga una larga serie de usos terapéuticos, pero lo que sí está probado es que en Estados Unidos, en el año 2015 se vendieron 5.7 billones de dólares de mariguana, un producto que no es medicinal, que sí es psicoactivo y que sí presenta daños a la salud”, precisó.

Añadió que desde el 2014 existe una presión mediática muy importante para la normalización del uso de cannabis, pero el hecho de que varios países hayan iniciado este camino no implica que México deba seguir los mismos pasos, especialmente porque los resultados que se tienen documentados en Estados Unidos, Uruguay, Holanda y Canadá no son satisfactorios.

“Para empezar no se ha reducido la violencia, no hemos podido limitar el consumo de estupefacientes psicoactivos entre los grupos más vulnerables; no lo digo yo, lo dicen las autoridades de las diferentes estrategias que hemos mencionado”.

“El reporte de la legalización de mariguana en Colorado está disponible en internet y es muy claro en ese sentido de lo que está pasando en Estados Unidos”, dijo.

Hernández Soto detalló que en California se inició el proceso de consumo de cannabis con fines compasivos porque nadie sería capaz de negar a los pacientes con VIH o cáncer la oportunidad de tener acceso a medicamentos.

“Con ese argumento se inició el movimiento de mariguana medicinal; las autoridades de Estados Unidos difundieron en muchos medios: nosotros sabemos que hay un porcentaje de pacientes que se pueden beneficiar de los usos clínicos del cannabis: los VIH y cáncer, pero estos deben cumplir dos condiciones para su uso:

Los VIH tienen que tener pérdida de apetito; pero sabemos que hay medicamentos que ayudan a incrementarlo y no son psicoactivos”.

“…los pacientes con cáncer deben cumplir una segunda condición: haber estado en quimioterapia y radioterapia, ya que como consecuencias de éstas se presentan náuseas y el cannabis las reduce, pero también hay una serie de medicamentos del sector Salud que las reducen y no son estupefacientes psicoactivos”.

“…todo esto es una mentira, el cannabis no tiene propiedades terapéuticas; esto tiene que apalancarse con los estudios publicados en Revista Médica Especializada”, enfatizó.

El investigador indicó que argumentan que la mariguana no es adictiva; que si solo el 9 por ciento de las personas que la consumen desarrollan dependencia cuál es el problema, pero para empezar de dónde sale esta fuente, quién lo dice.

“Todos tienen derecho a opinar, es respetable, pero nadie tiene derecho a dar sus propios datos”, subrayó.

Informó que en 2016, la Organización Mundial de la Salud reveló un estudio que refiere  que adultos en experimentación, no cuando tienen varios años consumiendo sino cuando empiezan, el 10 por ciento desarrollan dependencia.

“Si son menores de edad y su estructura neuronal no ha conformado en las capacidades que podrá mantener en el resto de su vida, entonces estamos hablando del 16 por ciento; y si lo usan de forma frecuente, ese porcentaje de dependencia a la experimentación se va al 33 por ciento”, aseguró.

Precisó que se tiene que considerar la edad de inicio de experimentación del consumidor, la vulnerabilidad genética, el porcentaje del tetrahidrocannabinol, que es el compuesto adictivo de la mariguana para llegar hasta un 50 por ciento de dependencia bioquímica ante la experimentación.

“Esto no es un tema de valores, autoestima, libre desarrollo de la personalidad, autodeterminación del individuo, esos argumentos no tienen fundamento, porque cuando un químico como el tetrahidrocannabinol secuestra las capacidades cognitivas del individuo, degrada la corteza prefrontal, y puede hacer que se pierda hasta 8 puntos de coeficiente intelectual, y te estoy hablando con los estudios en la mano”.

“…entonces cómo podemos argumentar el libre desarrollo de la personalidad cuando el individuo por el uso de este producto ha perdido su voluntad”, finalizó.

Cafe Negro Portal
Tacos Los Jarochos
gob 300×250
Escrito por en 7 noviembre, 2018. Archivado en Altavoz a la Hora,Estatal,Portada. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*