Inmigrantes dicen que retórica de Trump no los disuadirá para llegar a EEUU

Escrito por

Estados Unidos.- El mismo día que Donald Trump anunció su intención de desplegar militares para ayudar a controlar la frontera de Estados Unidos con México, Edwin Valdez y otros cuatro migrantes centroamericanos caminaban a través de densas matas en una reserva de vida silvestre del sur de Texas con la esperanza de no llamar la atención.

Habían cruzado ilegalmente a Estados Unidos en la mañana del martes, guiados por un contrabandista que poco después los abandonó. Estaban perdidos y sin saber qué hacer.

En vehículos cercanos, agentes de la Patrulla Fronteriza de Estados Unidos habían sido alertados de que había inmigrantes en la zona y, después de detectar movimiento en los arbustos, los capturaron y arrestaron.

Este es un escenario habitual en el Valle del Río Grande, uno de los cruces más transitados por los migrantes que intentan ingresar a Estados Unidos ilegalmente.

En pocas horas esa mañana, 61 inmigrantes fueron detenidos en el área, incluido Valdez. Diez personas, entre ellas cuatro procedentes de China, fueron atrapadas con ayuda de un perro rastreador en un campo de caña de azúcar y otros dos migrantes hondureños fueron arrestados en un parque público.

Varios de los detenidos dijeron que no se inmutaron con las palabras duras del presidente estadunidense Trump, quien una vez más fue noticia en el mundo por una serie de tuits sobre la seguridad fronteriza y amenazas de terminar con el Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) a menos que México haga más por detener el narcotráfico y el flujo de personas.

En los meses posteriores a la llegada de Trump a la Casa Blanca, la cantidad de migrantes capturados en la frontera estadounidense con México disminuyó drásticamente, alcanzando un mínimo de alrededor de 15 mil 700 en abril, desde más de 42 mil 400 en enero del 2017, según muestran datos oficiales de Washington.

Pero las detenciones han vuelto a subir, y en los primeros meses del 2018 llegaron a niveles cercanos a los vistos durante el último año de presidencia de Barack Obama, quien entregó el mando a Trump el 20 de enero del año pasado.

El aumento de los arrestos en la frontera de familias y menores no acompañados es una preocupación puntual. En marzo, esa cifra superó la de los tres años anteriores y la del «año fiscal 2014, cuando tuvimos una crisis», dijo a Reuters Manuel Padilla, jefe del sector del Valle del Río Grande de la patrulla fronteriza estadounidense.

Padilla señaló que las familias con niños, que son más difíciles de deportar rápidamente, representan aproximadamente el 49 por ciento de las aprehensiones en su región.

Para migrantes como José Romero, de 27 años, que hizo el angustiante viaje de días por México con su hija de 8 años en la parte trasera de un oscuro camión de carga, las amenazas del presidente estadounidense son poco disuasivas.

«Seguirán viniendo», dijo, debido a la violencia y a la pobreza al sur de la frontera. «La gente tiene miedo».

Tacos Los Jarochos
PREINSCRIPCIONES COBAES
gob SINALOA 300X250
COBAES300X250
Escrito por en 4 abril, 2018. Archivado en Altavoz a la Hora,Internacional,Portada. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*