*

LOS TIEMPOS DE DIOS Y DEL PRI

Escrito por

Durante las últimas semanas, por los todos los rincones del estado, empezaron a aparecer espectaculares con la M arroba, que bien puede ser de Mario Zamora o de José Antonio Meade, aunque en Sinaloa ésta insignia la inició el primero.

Mario Zamora quiere ser Senador por el PRI y Meade, quiere ser presidente de la república, también por el PRI.

Pero también, Gerardo Vargas, inició abiertamente su movimiento político ya sea a través de redes sociales, con indicaciones de reagrupamiento de los Malovistas en torno a su proyecto.

También lo hace con la difusión en redes sociales de fotos donde aparece haciendo vida social y política, o bien, la última, con la difusión de la figura de un árbol con figuras de trébol de corazones como hojas y la leyenda que dice así. “Al que a buen árbol se arrima, buena sombra lo cobija.”.

La Fuerza Sinaloense de Jesús Valdez, alcalde de Culiacán, le bajó al activismo evidente, pero no se paralizó, sino sigue su trabajo subterráneo, desde luego cuidando a su líder para no exponerlo al golpeteo político.

Jesús Vizcarra sigue siendo la gran incógnita y la solución más firme para el PRI y para el mismo gobernador Quirino en la definición de quien pudiera ser el candidato masculino al Senado de la república, pero hasta hoy, no ha levantado la mano y aun así se le sigue viendo y mencionando.

En el resto de los partidos, el PAN no cuenta con más carta que la del diputado local Roberto Cruz y el PAS si logra hacer alianza con un partido federal no tiene otra figura más que la de Héctor Melesio Cuen.

El resto de la chiquillada política no pinta y no cuenta, de ahí que a estas alturas la mayoría de los ojos estén puestos en ver qué pasa en el PRI por ser el partido donde las candidaturas se disputan en serio y por el ser el partido a vencer, se quiera o no en el próximo proceso electoral.

Sin embargo, más allá del movimiento que se traigan los supremos aspirantes, hay dos fechas en la agenda política de Sinaloa y del país, que no pueden perderse de vista para tratar de visualizar el futuro de estos personajes y ver quien acrecienta sus posibilidades de llegar al Senado y quien se cae en forma definitiva.

Estas dos fechas, que sin lugar a dudas marcarán el destino que corran estos personajes son la discusión de las cuentas públicas del gobierno Malovista a definirse en próximo mes de julio y los resultados de la asamblea nacional del PRI a celebrarse el próximo 12 de agosto donde se puede perfilar quien será el candidato del PRI a la presidencia de la república.

Esas dos fechas, hacen en definitiva que muchos ojos estén puestos en lo que pasa en el PRI.

1.-La primera fecha, la que tiene que ver con el destino de las cuentas públicas del gobierno Malovista es la más próxima.

Si el Congreso aprueba las cuentas públicas, o bien, solo aprueba la primera y rechaza la segunda como se dice puede ocurrir, entonces los Malovistas estarán de regreso por la puerta grande en el PRI y en la disputa de las candidaturas. Gerardo Vargas acariciaría una de las dos candidaturas al Senado.

2.-De lo contrario, si el Congreso mantiene su postura de rechazar las cuentas públicas, entonces el destino de los Malovistas estaría marcado indudablemente por futuros litigios legales en los tribunales que los sacarían completamente del juego político y de la disputa de las candidaturas.

3.-La segunda fecha y que es la que mantiene ocupados a la mayoría, sin lugar a dudas la marcará la realización de la XXII asamblea nacional del PRI a realizarse el próximo 12 de agosto.

4.-¿Pero por qué muchos ojos empiezan a centrarse en la XXII Asamblea Nacional del PRI?. Muy sencillo. La última razón ya no es solo que se habrán de aprobar las reglas para la sucesión presidencial, sino incluso, que se puede definir quién será el candidato del partido a la presidencia de la república.

Esa razón basta y sobra.

5.-Días atrás, habíamos adelantado que durante la próxima asamblea nacional del PRI se habrán de definir los criterios bajo los cuales se tome la decisión de sí habrá o no la reelección de diputados locales y alcaldes en funciones de dicho partido. Esa es otra razón que mantiene inquietos a muchos supremos aspirantes a la elección continua o reelección porque ésta será una decisión del Partido y de nadie más. Hasta hoy no está tomada.

6.-Pero sin lugar a dudas, la razón de mayor peso, es que el tema central de la próxima asamblea nacional del PRI, sin lugar a dudas es el quitar todos los candados existentes para la postulación de un ciudadano o simpatizante como candidato a la presidencia de la república.

Este ingrediente también juega y mucho en el que los puntos de los supremos aspirantes al Senado del PRI suban o se vayan a la baja.

7.-Si el PRI quita los candados, entonces la dedicatoria pudiera estar clara sobre quien puede ser el candidato a la presidencia. Por el momento solo se verían dos. José Antonio Meade y el doctor José Narro.

8.-Si José Antonio Meade es el candidato a la presidencia, los bonos de Mario Zamora suben y desde luego los de Gerardo Vargas se van a la baja de ahí que esa fecha también influya.

9.-Pero además, la razón extra para centrar la atención en la asamblea nacional del PRI, está el fuerte rumor de que de ahí puede salir o perfilarse el destape del candidato a la presidencia.

Tradicionalmente el destape presidencial se da en el mes de diciembre y hoy puede darse en agosto o septiembre, según se adelanta.

En fin, quienes actualmente andan acelerados en Sinaloa, no pueden dejar de ver estas dos fechas, porque dependiendo de lo que sucede en estas, dependerán sus posibilidades reales de ser candidatos o no.

Habrá que estar pendientes.

Escrito por en 19 Junio, 2017. Archivado en Altavoz a la Hora,Columnas,Transicion. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*