*

No son noticia pero lo serán

Escrito por

Las playas estaban abarrotadas. Los caminos de acceso estaban fuertemente resguardados por elementos de policía y de tránsito, así como elementos de protección civil

Las iglesias lucían más llenas que nunca y los balnearios también. Para todo había gente dispuesta a aprovechar de estos días santos. El mundo parecía detenerse y concentrarse en muy pocas cosas.

Aun así, el mundo se encargaba de mandar señales de que seguía en movimiento. En el mundo real, ese del que parecían escapar la gran mayoría de la gente, la Marina se encargaba de dar la nota que recorrió el país y el mundo entero.

En un enfrentamiento entre Marinos y un grupo de sicarios ocurrido en la Sindicatura de Tepuche, Culiacán, cayó abatido El Pancho Chimal, considerado el jefe de seguridad de uno de los hijos del Chapo Guzmán y quien recientemente se evadió de la cárcel de Culiacán por la puerta principal.

Esta nota desde luego opacó los recorridos del gobernador Quirino Ordaz por las playas de Sinaloa, o los accidentes que mancharon de rojo la semana santa, o el festejo de cumpleaños del alcalde de Salvador Alvarado, Carlo Mario Ortiz en las playas de Bellavista entre otras noticias que se encargaban de decir que el mundo seguía girando.

Pero sin lugar a dudas, hay dos temas que una vez que los sinaloenses vuelvan a la realidad, una vez pasada la semana santa, serán noticia y serán una enorme preocupación por un lado para la gente y por otro lado para el mismo gobierno de Quirino Ordaz.

Esos dos temas que serán noticia en cuanto terminen los festejos de la semana santa, tienen que ver con el subsidio a la energía eléctrica que sigue en veremos y el de la entrega o no de los uniformes y útiles escolares para el próximo ciclo escolar que también está en veremos.

Y decimos que ambos temas se convertirán en una enorme preocupación para las familias porque si este se cancela significará un golpe a la economía familiar y para el gobierno porque políticamente sería de mucho impacto negativo el suspenderlo.

Ambos casos están en veremos.

1.-Durante la última visita del Secretario de Hacienda José Antonio Meade a Sinaloa, muchos coincidieron en que cortó oreja y rabo pero también tuvo su prietito en el arroz.

Y es que José Antonio Meade, no contestó de la forma como los sinaloenses hubieran querido escucharlo, cuando una reportera le preguntó si ya estaba garantizado el subsidio a la energía eléctrica y si había posibilidad de que este aumentara de 6 a 8 meses como algunos organismos lo reclaman.

2.-José Antonio Meade, no dijo que no habrá subsidio, pero tampoco que sí, sino se limitó a decir que se estaba en estudio y seguramente se tendría una respuesta para los tiempos propicios.

3.-Lo que si es cierto, es que pasando la semana santa, los tiempos propicios habrán llegado. Y es que la posibilidad de que el subsidio empezara el primero de abril ya se esfumó y el primero de mayo, fecha que oficialmente debe de empezar, está a la vuelta de la esquina y aún hay incertidumbre sobre si se va a aplicar o no.

4.-Este tema en un escenario de insuficiencia financiera tanto en el gobierno federal como el estatal, sin lugar a dudas es de preocupar tanto para las familias como para el gobierno. Aun así, se tiene la confianza de que el subsidio se aplicará de la misma forma como se ha aplicado otros años. La aspiración de aumentarlo en montos y tiempos, seguramente seguirá esperando.

5.-Pero si este tema es para inquietar, hay uno más que también en cuanto pase la algarabía de la semana santa será noticia y preocupación. Dotar de uniformes y útiles escolares o no a poco más de 600 mil niños y jóvenes que cursan la educación básica en Sinaloa.

6.-Hasta el momento, el gobierno de Quirino Ordaz no ha dicho que sí, pero tampoco un No rotundo y solo se ha limitado a decir que no hay dinero para costearlo.

7.-La enorme deuda que dejó el gobierno de Malova se ha convertido en una pesada loza para el nuevo gobierno, amén de que las nuevas leyes de contabilidad gubernamental impiden a los gobiernos a prestar un servicio si no se tiene fuente de pago y hasta donde se sabe, no hay una fuente concreta de donde costear los uniformes.

8.-En fin, este tema sin lugar a dudas sin lugar a dudas será un dolor de cabeza para el gobierno de Quirino porque la gente no entiende que ahora no hay recursos, sino lo único que entiende es que ya no le darán los apoyos que hasta hoy les han dado.

9.-En fin, se acaba la semana santa y se acaba la luna de miel. El gobierno de Quirino tendrá ante sí, dos enormes retos por superar. Garantizar el subsidio a la energía eléctrica y garantizar la entrega de uniformes escolares o bien encontrar una buena justificación que no le hagan pagar un alto costo político.

¿Lo irá a lograr?

Habrá que estar pendientes.

Oswaldo Villaseñor Pacheco

Escrito por en 17 Abril, 2017. Archivado en Columnas. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*