*

Alemania campeón mundial Brasil 2014

Escrito por

Con un gran gol de Götze al minuto 22 (minuto 112) del alargue, Alemania consiguió la victoria frente a Argentina. Argentina tuvo varias ocasiones pero no pudo concretar.

En un partido vibrante desde el principio, ambos equipos han dado un gran esfuerzo en el campo del estadio Maracaná, buscando recuperar una gloria perdida, en esta tercera final entre ambos equipos.

Argentina tiene dos títulos de Copa del Mundo y Alemania tres, pero ninguno ha ganado en más de dos décadas. Salida desde el fondo con pelota limpia fue el común denominador de ambos equipos, con defensas solventes y que adelante en ningún momento especularon.

Parecía que el centro del campo sería la clave del partido, pero en general esa resultó zona de transición, y cuando la batalla se ha dado en esa zona Javier Mascherano y Bastian Schweinsteiger exhibieron solvencia sin llegar a sacarse chispas, aunque en la segunda etapa se acabó el tratado de paz.

Alemania manejó la pelota pero quedó expuesta al contragolpe, una falencia que desnudó de entrada cuando Gonzalo Higuaín se filtró por derecha, le ganó al cruce desesperado de Jerome Boateng y su disparo cruzado pasó cerca de la línea de gol y se perdió al lateral.

Lionel Messi fue habilidad y vértigo por derecha y otro tanto ocurrió por ese sector con las escapadas en combinación de Thomas Mueller y Philipp Lahm, una sociedad que le complicó la vida a Marcos Rojo hasta que Enzo Pérez acudió en su auxilio y equilibró el duelo.

“Pipita” Higuaín tuvo otra excelente ocasión de gol en el primer tiempo, cuando recibió un cabezazo hacia atrás de Toni Kroos y tras encarar solo frente al arco lanzó un sablazo que arañó un poste.

Y después Alemania estuvo a punto de abrir el marcador en los descuentos del primer tiempo, cuando Benedikt Hoewedes estrelló el balón en un poste al cabecear un tiro de esquina de Mesut Oezil.

“Ole, Ole, Ole, Messi, Messi”, cantaron miles de argentinos cuando la “Pulga” tomó la pelota y desempolvó su fantástico slalom entre un bosque de piernas para un remate esquinado que se perdió apenas por arriba.

De a poco, Alemania se empezó a hacer dueña del partido, Argentina se replegó un poco, pero no aventuraba cuál de los dos terminaría su historia con un final feliz.

Escrito por en 13 Julio, 2014. Archivado en Nacional,Portada. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*