*

Sistema anticorrupción para Pemex y CFE, proponen

Escrito por

Ciudad de México.- La Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental no es suficiente para garantizar la rendición de cuentas cuando Petróleos Mexicanos (Pemex) y la Comisión Federal Electricidad (CFE) se conviertan en empresas productivas del Estado, según el Senado.

Por ello, el proyecto de dictamen para la creación de la Ley de Petróleos Mexicanos y la Ley de la Comisión Federal de Electricidad plantea la necesidad de crear un sistema anticorrupción mixto que aplique al modelo público-privado bajo, el cual operarían esas empresas.

Por un lado, se plantea sujetar a Pemex y a CFE a las obligaciones contenidas en la Ley del Mercado de Valores para garantizar “una adecuada rendición de cuentas y evaluación de actividades y desempeño”.

Deberán presentar informes sobre su situación financiera, administrativa, económica y jurídica. “Así se permitirá que tanto todos los mexicanos como el gobierno federal estén plenamente informados sobre las condiciones operativas de (las) empresas”.

Pero además, se añade la obligación de contar con un sistema de denuncias y quejas anónimas para que cualquier persona pueda denunciar actos u omisiones; y se puedan identificar y perseguir conductas ilícitas.

En el proyecto de dictamen que Comisiones Unidas de Energía y Estudios Legislativos, Primera, publicaron este lunes 7 de julio a fin de reanudar las reuniones de trabajo —suspendidas desde el pasado 14 de junio— también se establece que tanto Pemex como CFE deberán contar con sistemas de información sobre proveedores y contratistas, certificaciones, evaluaciones y reporte de resultados que deberán actualizarse “periódicamente” y contener información de los contratos celebrados en los últimos cinco años.

En el documento se agrega el capítulo “De las medidas para garantizar la integridad en las contrataciones” en el que se obliga al Director General de las nuevas empresas productivas a emitir disposiciones y políticas para “prevenir, identificar, subsanar y sancionar actor u omisiones irregulares, ilícitos, negligentes”.

Según el presidente de la Comisión de Energía, el priista David Penchyna, el documento presenta 50 modificaciones en comparación con el que envío el presidente Enrique Peña Nieto al Senado.

“Es un modelo jurídico ad hoc, específico, para un nuevo modelo energético (…) es un modelo innovador, un modelo propio de características específicas, con estándares internacionales que le apuestan a la transparencia y al combate a la corrupción”.

Sin embargo, en la propuesta de las Comisiones Unidas se eliminan los artículos que obligaban a que el Director General presentara reportes trimestrales sobre la operación y gestión de cada una de las empresas productivas.

De la propuesta del Ejecutivo se mantiene que Pemex y CFE estén sujetas a un Auditor Externo y a las facultades de revisión de la Auditoría Superior de la Federación.

Se fortalece a los Consejos de Administración

La discusión en Comisiones Unidas se reanudará este martes 8 de julio después de tres semanas de permanecer suspendidas primero por el retiro del Partido de la Revolución Democrática (PRD) de la mesa de negociación y después por la protesta del Partido Acción Nacional (PAN) que condicionó la discusión a los avances de la reforma político electoral.

En el documento que se discutirá este martes se busca fortalecer al Consejo de Administración tanto de Pemex como de CFE para que no sólo opinen sobre los informes de labores del Director General, si no que los apruebe y para que nombre a los directivos de la dos jerarquías inmediatas a ese puesto, en lugar de sólo una, como se proponía.

Se propone que el nombramiento de los cinco Consejeros independientes ya no esté a cargo del Ejecutivo, sino que a propuesta de éste sean ratificados por dos terceras partes del Senado de la República.

También se busca aumentar de tres a cinco años el periodo en el cargo de cada Consejero y limitar su reelección a sólo un periodo.

El Consejo de Administración tanto de CFE como de Pemex podrán mantener la facultad de remover al Director General, pero se necesitará el voto de al menos 7 de los 10.

Asimismo, se propone que éste cuente con cuatro consejos: Auditoría, Recursos humamos y remuneraciones, Estrategia e inversiones y uno de Adquisiciones, arrendamiento, obras y servicios. Este último, a cargo de “garantizar la integridad” de las contrataciones.

Otra modificación que proponen Comisiones Unidas es que la entrada en vigor de las leyes de Pemex y CFE sea cuando se integren sus nuevos consejos de administración, en lugar de un día después de publicadas en el Diario Oficial de la Federación.

Finalmente, no hay cambios en la propuesta del Ejecutivo para que estas nuevas empresas productivas estén exentas del reparto de utilidades a sus trabajadores.

cfe trabajadores

 

Escrito por en 8 Julio, 2014. Archivado en Altavoz a la Hora,Nacional,Portada. You can follow any responses to this entry through the RSS 2.0. You can leave a response or trackback to this entry

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*